Secuelas sin perspectiva de curación en el rostro de una paciente por la inyección de silicona líquida

Barbiplay

El año de 2000, nuestra clienta acudió a la consulta de una médico, especialista en cirugía estética, para un retoque facial, relleno en la zona de los pómulos, mejillas y surcos faciales. En la consulta la doctora propone la inyección de un producto, en la zona deseada, que sería definitivo y duradero, reseñándole que era inocuo sin ningún tipo de riesgo, y le infiltra en 2 ocasiones 1cc de Silicona líquida (Biopolímeros).

En el año 2002 la Sra. V.A.D acude a la consulta de la doctora tras aparecerle unos granulomas en la sien, contornos de ojos y pómulos, zonas donde le había inyectado Silicona líquida. En la visita indica que los granulomas desaparecerán mediante la aplicación de otro producto, y le inyecta Trigón; iniciándose el tratamiento ese mismo día.

Los granulomas no solo no desaparecieron sino que le provocaron además una atrofia dérmica en el pómulo izquierdo. En esta ocasión la doctora manifestó a la paciente que las depresiones de la piel desaparecerían mediante la infiltración de otros productos, Aquamid y Bioalcamid; procediéndose a su aplicación.

A finales del año 2008, la Sra. V.A.D. empezó a sufrir diversos brotes en las zonas de la cara donde se habían realizado las diversas infiltraciones, y a partir del año 2009, los brotes aparecen de forma periódica. En el año 2010, el daño facial se agrava al surgir, junto con los bultos descritos, unos moratones permanentes en las mejillas.

En el año 2010 se interpuso denuncia penal contra la citada doctora por la utilización de un producto no apto para el relleno facial, y los efectos adversos que le habían ocasionado las diversas inyecciones de silicona líquida y otros productos estéticos en el rostro de la paciente, durante los años 2000 a 2003.

La Sentencia nº 77/2017, de 23 de febrero de 2017, dictada por la Audiencia Provincial de Barcelona absolvió a la doctora por entender que las lesiones por imprudencia médica habían prescrito, pero afirmaba que:

“… de la documental médica, del informe pericial y de la declaración del forense, sí resulta probado que a resultas del tratamiento médico que Dña. XXX, practicó a la Sra. VAD, en la cara (pómulos, mejillas y surcos faciales) esta sufrió lesiones consistentes en granulomas que le han ocasionado un defecto estético moderado, lo cual ha derivado en un trastorno adaptativo mixto con síntomas ansiosos depresivos que pueden considerase reactivos a las secuelas estéticas sufridas sin que pueda establecerse un periodo de curación o estabilización”

Tras la sentencia de la Audiencia Provincial, esta parte interpuso demanda civil contra la doctora que nos ocupa alcanzando un acuerdo indemnizatorio antes de la celebración de la vista.

La demanda ha sido tramitada por Matilde Barrabés Ramírez, Abogada de Servicios Jurídicos Verdun, especialista en Derecho Sanitario y miembro de la Asociación Defensor del Paciente en Cataluña.

Ámbito del caso: Penal/Civil. Acuerdo Judicial.

Acuerdo Judicial

2019  Servicios Jurídicos Verdún  | Pº Verdún 12, 1º 1ª 08016 Barcelona | correo: info@negligenciasyaccidentes.com
Política de cookies Condiciones de uso